Objetivos y áreas de investigación

Para canalizar todas las actividades y proyectos del área de competencia, el Instituto de Estudios Europeos cuenta con el Centro de Política de la Competencia. El Centro participa en investigaciones conjuntas con otros centros nacionales e internacionales y forma parte de proyectos de investigación promovidos por instituciones públicas y privadas. Los resultados de la actividad investigadora se recogen en numerosas publicaciones en forma de documentos de trabajo, manuales e informes.

La labor de análisis se centra en dos áreas fundamentales: la política de la competencia y los fenómenos de liberalización, privatización y regulación en sectores especiales.

Política de la Competencia

Respecto del área de competencia, destaca la preocupación sobre la aplicación de la disciplina de defensa de la Competencia en la sociedad actual, desde un punto de vista político. Además se presta especial atención a la articulación de la defensa de la Competencia en las normas nacionales, comunitarias e internacionales presentes y futuras.

En el ámbito de la Unión Europea, la Comisión ha realizado un gran esfuerzo para adaptar la normativa a un entorno empresarial muy sofisticado. El enfoque económico con el que cuentan las nuevas disposiciones normativas supone también un desafío para las empresas, que deben asumir los cambios y adaptarse a la nueva legislación.

Fenómenos de liberalización, privatización y regulación en sectores especiales

Dentro del ámbito de la liberalización, privatización y regulación, la actividad investigadora se centra en sectores económicos como los de telecomunicaciones, energía, transportes, servicios financieros y servicios postales. En todos estos ámbitos, la Unión Europea ha tratado de crear un mercado común liberalizado. De esta manera se han emprendido diversas iniciativas tendentes a la liberalización de los mercados y a la armonización de las normas a nivel europeo.

  • Energía: la actividad de la Comisión Europea se ha centrado en abrir los mercados del gas y la electricidad. Para ello se han aprobado diversas medidas y se han propuesto diferentes opciones para favorecer el acceso a las redes. La actividad de la Comisión se ha dirigido también a analizar la seguridad de los abastecimientos.
  • Transporte: una de las prioridades de la política comunitaria se ha planteado el objetivo de adaptarse a las necesidades de los ciudadanos. Para ello, los objetivos de la Comisión se orientaron a reactivar las líneas férreas, promover el transporte fluvial y marítimo, y hacer posible que los diferentes medios de transporte pudieran interrelacionarse entre sí.
  • Telecomunicaciones: desde el Centro de Política de la Competencia se pretende analizar también la extensa regulación del mercado de las telecomunicaciones. Las diversas disposiciones persiguen el desarrollo y fortalecimiento del mercado interior, fomentar la competencia y salvaguardar los intereses públicos y de los consumidores.
  • Servicios Postales: respecto de los servicios postales, la política comunitaria ha perseguido la apertura progresiva a la competencia, salvaguardando en todo momento el servicio universal. Para ello se ha elaborado un marco regulatorio que trata de fomentar la mejora de la calidad del servicio.
  • Servicios Financieros: en 1999 nace el Plan de Acción de Servicios Financieros, que tiene como objetivo prioritario el establecimiento de un mercado financiero europeo integrado. A partir de entonces, la Comisión no ha cesado de reafirmar la importancia de la integración de los mercados financieros como elemento favorecedor del crecimiento económico y del empleo, trabajando para mejorar la regulación y supervisión de los mercados financieros y el fortalecimiento de las instituciones. Prueba de ello es la aprobación del Sistema Europeo de Supervisión Financiera en 2010.