Derecho y política global

El mundo se enfrenta a un nuevo orden global. Los países de occidente pierden peso relativo frente a los emergentes y el viejo orden heredado de la Segunda Guerra Mundial necesita un cambio para adaptarse a las nuevas circunstancias. Nuevas instituciones internacionales y nuevas funciones para las instituciones ya existentes ponen en entredicho el orden establecido. El derecho europeo y el derecho internacional están experimentado un proceso de globalización, y en este proceso el derecho internacional se está transformando, en cierta medida, bajo la influencia del derecho de la Unión Europea.

El objetivo de esta línea de investigación es conocer en profundidad las áreas más importantes de interacción y de interdependencia global, prestando especial atención a la experiencia europea y a su contribución a la gobernanza global. ¿Qué contribuciones puede ofrecer el modelo de gobernanza europeo en esta nueva configuración de un mundo multi-polar? ¿En qué medida el marco institucional europeo se puede exportar a la escena global? ¿Qué podemos aprender sobre la votación por mayoría, la creación de consenso o el papel del Tribunal de Justicia? Por otra parte, y como es natural, las políticas europeas también se ven influidas por el proceso de la globalización. ¿Está experimentando el acervo de la UE un proceso de globalización, en concreto en lo que respecta a los derechos humanos, la supervisión financiera, el derecho de la competencia, el comercio ...?

En este marco, el Instituto Universitario de Estudios Europeos puso en marcha un proyecto de tres años de duración titulado "Contribuciones del modelo europeo de gobernanza al derecho y las políticas", iniciativa que contó con la participación del Instituto de Derecho y Política Global (IGLP) de la Universidad de Harvard y la colaboración financiera del Lifelong Learning Programme de la Comisión Europea.

En enero de 2016, la Dirección General de Educación y Cultura de la Comisión Europea distinguió este proyecto con la mención SUCCESS STORY.

 

 

Con este proyecto se trató de fomentar el conocimiento y promover un debate abierto con la sociedad y la comunidad académica y de incorporar perspectivas transatlánticas, especialmente a través de IGLP.